Sicilia, Palermo: la Babilonia Euroafricana en Español

Vista del Etna desde el Mar

Punto de encuentro de civilizaciones milenarias de Oriente y Occidente. También llamada Trinacria, tierra de las 3 puntas, según los antiguos griegos. Eterna confluencia entre Europa, África y Asia; Sicilia, la isla más grande del Mediterráneo, es uno de los destinos más atractivos y populares de Italia. Su historia y cultura son complejas.

Después de 25 siglos de invasiones y dominación extranjera, los sicilianos han heredado un formidable patrimonio único en el Viejo Continente, que comprende templos de la Magna Grecia, mosaicos bizantinos, catedrales y fortalezas normandas y palacios barrocos. Son innumerables las narraciones con las que grandes poetas y escritores, entre los siglos XVIII y XIX, inmortalizaron esta tierra, hechizados por la belleza, las formas, sus sabores y las mil facetas de su historia. Una diversidad paisajista y natural inspiradora, que abarca el humeante volcán Etna, 1000 km de costas del mar más azul jamás imaginado y varios archipiélagos en su entorno. Ciudades bulliciosas y vibrantes, pueblos colgados en las montañas, puertos pesqueros de antaño. Acantilados en todas sus formas, valles cubiertos de cítricos, olivares y viñedos y un interior árido, despoblado y melancólico de colinas suavemente onduladas y campos de trigo. Dijo Goethe, “sin ver Sicilia no puede comprenderse Italia, Sicilia es la clave de todo”. Por esto y mucho más, quien no comprenda las contradicciones de la vida, no entenderá la esencia de Sicilia, donde las miradas son más auténticas, las sombras son más oscuras y el sol brilla con más intensidad.

En esta oportunidad, daremos una vuelta por Sicilia occidental, recorriendo algunos de los puntos. que toca nuestro circuito Fantasia Siciliana.

Este tour recorre en 7 días y con un concepto de viaje “slow” las localidades de Palermo, Monreale, Erice, las salinas de Marsala, Agrigento, Piazza Armerina, Ragusa, Noto, Siracusa y Taormina. Incluye experiencias gastronómicas y alojamiento en hoteles 4*, desayunos y 7 comidas incluidas


PALERMO, LA BABILONIA EUROAFRICANA

Vista de Palermo, Sicilia

Introducción y atractivos turísticos, lo imprescindible!

Capital de Sicilia y califato árabe en el siglo X, los bizantinos de Constantinopla la llamaron “tierra prometida” y Goethe la consideraba la ciudad más bella del mundo árabe. Palermo es fenicia por sus orígenes, romana por derecho de conquista, musulmana y normanda por su arquitectura, española durante el virreinato de Aragón, francesa gracias los Príncipes de Anjou. Toda la historia de Europa sucedió en esta ciudad, y su presente es el fiel contraste de decadencia y esplendor. Entre sus monumentos más importantes destacamos la catedral Duomo de estilo normando, las iglesias de La Martorana, San Cataldo y San Giovanni degli Eremiti, el Palazzo dei Normanni y la sublime Capella Palatina, con su colección de mosaicos preciosos.

En 2018 Palermo fue proclamada Capital Italiana de la Cultura, este evento ayudó a reinventar la imagen que tenía la ciudad y ayudó a recuperar su encanto y vitalidad. Además, en 2020 los monumentos árabe-normandos palermitanos junto a las catedrales de Cefalú y Monreale, fueron incorporados al Patrimonio de la Humanidad UNESCO, así como la Opera dei Pupi (marionetas). Bienvenidos a Palermo!

El casco antiguo, dominado por el Teatro Massimo y las escenográficas Piazza Quattro Canti y Piazza Pretoria, abundantes en palacios nobles e iglesias. Su epicentro es el cruce de Corso Vittorio Emanuele y Via Maqueda, las arterias del comercio de lujo citadino. Via della Libertá, es el boulevard más importante donde también encontraremos buen comercio y otro templo de la lírica, el Teatro Politeama.

Déjanos recomendarte un sitio que pocos conocen: la Iglesia de Santa Maria del Gesú o Casa Professa. Este templo fue construido a fines del siglo XVI para celebrar la llegada de los jesuitas a Sicilia en 1564. El edificio sufrió varias reformas a lo largo de los siglos hasta que el bombardeo de la Segunda Guerra Mundial lo dañó irreparablemente. Una larga restauración, que devolvió la iglesia a su forma original, permitió su reapertura en 2009. La fachada es sencilla y tiene una importante estatua del siglo XVIII de la “Madonna della Grotta”, mientras que el interior revela una decoración barroca muy extravagante, con estucos, esculturas ornamentales. Frescos y lienzos.

La Opera dei Pupi es una expresión de tradición y folklore que nadie debe dejar de disfrutar en un viaje a Palermo. Por algo la UNESCO lo ha declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El teatro de títeres siciliano es una tradición que data de unos 300 años atrás. Con sus bellas marionetas, de gran tamaño y artesanales, cuenta historias de invasiones sarracenas, luchas entre caballeros de la Edad Media o representa poemas del Renacimiento. Recomendamos algunos de las mejores obras: Teatro Carlo Magno Enzo Mancuso, Associazione Figli d’ Arte Cuticchio y Teatro Argento.

Si te gustan las fiestas populares locales, no puedes dejar de venir a Palermo a mediados de julio para vivir la celebración más importante, el “Festino di Santa Rosalia”, patrona o “santuzza” de la ciudad que la liberó de la peste a la isla en 1624. Sus reliquias desfilan en carro por el centro de la ciudad durante cuatro días de fuegos artificiales y performances de todo tipo. Es sin dudarlo, el evento favorito de los palermitanos!

Palermo,-Piazza-Pretoia
Palermo, Piazza Pretoria

Donde ir a comer y tips culinarios.

Comienza tu recorrido en el centro parando en un bar que es toda una institución en Palermo: Caffé Spinnato dal 1860 (Piazza Castelnuovo 16/17), siéntate en una mesa al aire libre para probar una “granita al caffe con panna” (helado de café con crema batida) y ver pasar a los palermitanos. Los “cannoli” también son deliciosos y para degustarlos al paso sugerimos Cannolissimo (Via Vittorio Emanuele 407).

Para una experiencia gastronómica auténtica, los mercadillos de Ballaró, Vucciria y Capo, son el paraíso del “cibo di strada” o street-food! Los vínculos históricos de Palermo con el mundo árabe y el norte de África se reflejan en las ruidosas calles del centro, así como en sus bulliciosos mercados! La abundancia y variedad de comida, sumado a los gritos y cantos de sus vendedores le aportan una identidad única e intensa. Mencionaremos algunos manjares: “Pane e panelle” (frituras de harina de garbanzo), “crocché” (croquetas de patatas), “stigghiole” (brochetas con tripas acompañadas de cebolla, perejil y hierbas), “pane ca meusa” (bocadillo de carne con queso caciocavallo), “sfincione” (la focaccia o pizza siciliana, con salsa de tomate, cebolla y queso caciocavallo) y la clásica “arancina” (croqueta de arroz con varios rellenos entre ellos carne, tomate y queso).

Los famosos “fritti” de Palermo pueden probarse en la focacceria Nni Francu U´ Vastiddaru (Via Vittorio Emanuele 122), un local de comida callejera al paso bastante popular junto al puerto en una de las calles principales.

Uno de los platos indiscutidos de la cocina siciliana es la “caponata”, un soffritto exquisito de berenjenas, tomate, pimientos rojo y verde, alcaparras y cebolla, condimentados con vinagre. También se sirve con bruschettas, y la “pasta alla norma” que generalmente va acompañada en una salsa de tomates y berenjenas. Entre los frutos de mar: “pescespada” y “tonno alla griglia”. El “cous-cous” como guarnición es bastante popular en Sicilia!

Para un almuerzo o cena más íntima pero relajada, recomendamos las siguientes trattorías en pleno centro Pane e Alivi (Piazza Sant´Onofrio 17), Ai Cascinari (Via d’ Ossuna 43/45) y Caffe del Kassaro (Via Vittorio Emanuele 390). Para cocina de autor sículo-étnica dirigirse a Molti Volti (Via Giuseppe Puglia 21).

Buscando una cena gourmet, recomendamos Gagini Social Restaurant (Via dei Cassari 25) y si prefieres comer rodeado de una atmósfera aristocrática y refinada, Ristorante Florio (Salita Belmonte 43), en el legendario e icónico hotel de estilo art-nouveau Villa Igea by Rocco Forte.

En cuanto a la pastelería tradicional, los deliciosos “cannoli” (tubos fritos rellenos de crema de ricotta, fruta abrillantada y trozos de chocolate), la “frutta della martorana” (pasta de almendras) y la “cassata” (bizcocho húmedo cubierto de glaseado y pasta de almendra y relleno con crema de ricotta, fruta abrillantada) y la famosa “torta setteveli” (bizcocho con 7 capas de distinto tipo de chocolate, mousse y crema de avellanas). Pasticceria Costa (Via Maqueda 174), Pasticceria Cappello (Via Colonna Rotta 68) y Pasticceria Scimone (Via Imera 8) son algunas confiterías especialmente seleccionadas para los paladares más exigentes.

Canoli Siciliano
Canoli Siciliani

Si hablamos de helados, la refrescante “granita” (sorbete congelado a base de jugo de cítricos) y el gelato con gustos a base de frutos secos, almendra, nuez, pistacho, y chocolate. Para deleitarse con un tentador helado con brioche y café con torta, recomendamos Casa Stagnitta (Discesa dei Giudici 46).

Entre los vinos sicilianos, las uvas más conocidas son la Nero d’ Avola y Malvasia, y otras como Aglianico, Fiano, Frappato, Nerello y Perricone. El Marsala es un vino fuerte con el que se acompañan platos y postres. Famosos los licores de “crema di mandorle” (almendras) y “mandarinetto” (fuerte, similar al limoncello, pero de mandarina).
La movida palermitana.

Para los noctámbulos, la zona de la movida palermitana se concentra en torno al Teatro Massimo y Piazza Olivella, esta zona semi peatonal está llena de locales nocturnos y pubs, frecuentada por la juventud y turistas. También te recomendamos para una experiencia nocturna única ir a Kursaal Kalhesa (Foro Italico Umberto I), es un punto de encuentro muy famoso en la ciudad. Cobra vida a la sombra de la Mura delle Cattive, a pasos de Porta Felice, frente al paseo marítimo, dentro del Palazzo Forcella De Seta. Es una estructura multifuncional con bar de vinos, club de jazz, restaurante y agradable jardín, mix perfecto entre tradición e innovación. Si prefieres los sets de dj’ s el Bar Nautoscopio (Piazza Capitaneria di Porto), en La Cala.


Cuando ir?

Palermo es un destino para visitar todo el año. Sus veranos prolongados van de abril a octubre y los inviernos son suaves. Julio y agosto son extremadamente calurosos. Las temperaturas medias rondan los 15 ° C en febrero, 20 ° C en mayo, 30 ° C en agosto y 20 ° C en octubre. Los meses más lluviosos son octubre, noviembre y diciembre.


Escapadas a sitios cercanos de interés

Monreale y Lido di Mondello

Siguiendo un recorrido por los alrededores de Palermo, entre el Monte Pellegrino y el valle de la Conca d´Oro, dos sitios de notable interés:

Monreale, a 8 km de Palermo, un pueblo que podría ser casi un barrio mismo de Palermo, famoso por su espléndido Duomo del año 1172, el ejemplo más destacado de arquitectura normanda de Sicilia, con una mezcla de elementos árabes, bizantinos y clásicos. El interior se considera una de las creaciones más importantes de la Edad Media italiana, repleto de mosaicos deslumbrantes que describen episodios del Antiguo Testamento, desde la Creación hasta la Asunción. En el exterior se halla el Claustro, tranquilo recinto de aire morisco y elegantes arcos románicos y capiteles de diverso labrado.

Lido di Mondello, la “cittá giardino”, a menos de 10 km del centro, con sus chalets elegantes y muelle estilo Liberty con terraza sobre el mar, es una zambullida en la Belle-Epoque ya que conserva una atmósfera de balneario de fines de sigo XIX. Localidad con animada vida nocturna en verano, muy frecuentada por la juventud y refugio de la elite palermitana, con playa de arena en forma de herradura de arenas blancas y aguas cristalinas. Atención! en temporada estival las playas están concesionadas por balnearios privados.

Alejándonos un poco, hacia el Golfo de Castellammare, las joyas de la costa tirrena siciliana: Scopello, la Reserva Natural dello Zingaro y San Vito Lo Capo, una de las mejores playas de toda la isla.

Excursiones de día completo desde Palermo

Trapani, Erice y Segesta

Trapani, ciudad de origen árabe, que puede apreciarse en su “borgo marinaro”, es el punto de conexión ideal para explorar en ferry las islas Égadas y la lejana pero súper exclusiva y fashionista Pantelleria.

Otra de las celebraciones más importantes de Sicilia se realiza aquí, “I Misteri di Trapani”, las procesiones de Semana Santa en donde cada confraternidad representa la Pasión de Cristo en magníficos carros y estatuas de madera tallada de arte sacro del siglo XVII y XVIII.

Erice es de esos pueblos que por su fisonomía inmediatamente nos trasladan a la Edad Media. Callejones que suben y bajan, y todas las fachadas de piedra, tanto las casas como sus iglesias. Abundan las galerías de arte, ateliers y tiendas dedicadas a la venta de cerámicas y mayólicas. Emplazada en lo alto de un acantilado de Trapani (Monte Giuliano) se puede subir desde esta ciudad en funicular. El viento y la niebla son parte de su atmósfera, especialmente a primera hora y a última del día.

Vista de Erice
Vista de Erice, Sicilia

No muy lejos, las Salinas de Marsala, localidad de origen árabe famosa por la producción de su famoso vino dulce, una amplia llanura blanca interrumpida por algunos molinos de viento, el sitio ideal para disfrutar de un plácido atardecer.

La zona arqueológica de Segesta (a mitad de camino entre Trapani y Palermo), inmersa en un valle agreste muy verde, conserva un maravilloso templo dórico de finales del siglo V a.C. con un notable estado de conservación que lo hace uno de los templos helénicos más importantes del mundo, y un teatro también magníficamente preservado, que tenía capacidad de albergar hasta 3.000 personas.

Nota: si bien Trapani y Segesta no están incluidas en nuestro tour, son 2 sitios indispensables en cualquier tour por Sicilia y desde Palermo podemos ofrecer excursiones en regular y en español:


Agrigento

Zona arqueológica del período helenístico fundada en el 600 a.C., conocida como Valle de los Templos, conserva siete templos dóricos de la antigua colonia de Akragas, entre los que se destacan el Templo de Hércules, Templo de Zeus, Templo de Hera, Templo de la Concordia, Templo de Castor y Polux, etc. Declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, se trata del parque arqueológico más importante de Sicilia y el yacimiento griego más extraordinario fuera de Grecia.

Agrigento, Sicilia
Agrigento, Sicilia

En la ciudad nueva de Agrigento merece una visita el Museo Archeologico, uno de los más importantes de Italia, con una rica colección de ánforas, vajillas, accesorios, estatuas, y otros hallazgos, testimonios fieles del arte y de la cultura clásica griega.

Muy cerca pueden visitarse las ruinas de Selinunte, el puerto de pescadores de Sciacca y la famosa playa de Scala dei Turchi, con sus característicos acantilados de roca caliza erosionada por el viento.


Cefalú

Cefalú es uno de los centros de veraneo más populares de Sicilia. Intenta ponerse a la par de Taormina como meta turística, aunque menos pretenciosa. Emplazada entre una imponente montaña y una bonita playa en forma de herradura de casi 2 km con su Lungomare lleno de hoteles y buena infraestructura de chiringuitos, lidos o beachclub. Entorno a su catedral, un precioso centro histórico medieval conocido como “borgo marinaro” (barrio de pescadores), un laberinto de callejones con ropa tendida de ventana a ventana, repletos de restaurantes, boutiques y tiendas de artesanías.

La Playa de Cefalù
La Playa de Cefalù

Su espléndido Duomo, encargado por el rey Ruggero II en 1131, es uno de los más imponentes de la isla, considerado la joya final de la corona árabe-normanda. Resultan impresionantes los mosaicos que representan al Cristo Pantocrátor.

Desde lo alto de La Rocca (restos del castillo) las vistas a la ciudadela y al mar son increíbles.

Dentro de la oferta gastronómica de Cefalú, muchísimas opciones en sus trattorías y tabernas típicas resultan el sitio ideal para los paladares foodies, variedad en frutos de mar y verduras grilladas, la especialidad local es la “Pasta a Talanu” acompañada con una sabrosa salsa a base de tomate fresco, albahaca, orégano, carne y berenjenas. Además, por la cercanía a las montañas Madonie, postres y productos dulces a base de miel y mermeladas de frutas. Los sitios recomendados para comer son Taverna Tinchité (Piazza XXV Novembre 37) y Mandralisca Sedici (Via Mandralisca 16), a pasitos de la catedral. Para quienes buscan un restaurante más trendy Cortile Pepe (Via Nicola Botta 15).

Tengan en cuenta Cefalú para disfrutar de una estadía relajada luego de terminado el tour Fantasia!

Nota: Cefalú tampoco está incluida en nuestro tour Fantasía Siciliana (peccato..) pero no podía dejar de mencionarla en este blog
 
Disfruta la mejor experiencia de un viaje a Sicilia en nuestro Tour Fantasía Siciliana!

..y si necesitas organizar un viaje a la medida para tus clientes en esta maravillosa isla, puedes contactar nuestro departamento Premium Italy quo@carrani.com